jueves, 2 de junio de 2016

Heroicidad….

13 de Mayo. El SAT llega a Madrid
El imaginario social, y la propia historia, han representado habitualmente al apersona heroica como aquella que, tras grande gestas, pasaba a la memoria de la humanidad por sus actuaciones.
Sin embargo, el día a día, muestra cómo hay muchas personas heroicas cuyas gestas cotidianas, seguramente, pasaran desapercibidas para los memoriales de la humanidad. Gestos, en medio incluso de otros grandes gestos, que parecieran no tener ninguna trascendencia. En estos héroes quiero poner el foco.
Un grupo de sindicalistas del SAT llevan pululando por las calles e instituciones publicas de Madrid desde el pasado 13 de Mayo. Un grupo de ellos, el pasado 15,  comenzaron una huelga de hambre hasta que consigan la puesta en libertad del compañero Andrés Bódalo. La información sobre esta persona se encuentra fácilmente en las redes.
Huelga de hambre en Sol
Pero al foco al que antes hacía referencia, lo quiero poner en un persona de ese grupo de apoyo, “no puedo hacer huelga de hambre pues soy mayor y estoy enfermo” me susurraba, cuya misión –autoimpuesta- es mantener limpio, como el jaspe, el espacio público donde estén acampados. Y ahí se le ve continuamente, con su cepillo y recogedor en la puerta del sol, la plaza de Lavapiés y ahora en la de Jacinto Benavente barriendo el entorno. 

Me reconcilia con las grandes luchas, esas revoluciones lideradas por grandes personas que pasan a la historia pero que habitualmente olvidan que son posibles porque hay grandes luchadores, héroes de lo pequeño y cotidiano que las mantiene y las hacen posible desde el cuidado de lo cotidiano. A estos, barredores de la suciedad que dan lustre a los espacios –aunque ellos mismos desaparecidos- es a quienes debemos, siempre, la heroicidad de las causas. Revolucionarios en lo pequeño que propician la gran revolución.

lunes, 25 de abril de 2016

ser bueno...

Los asientos
En la celebración/asamblea de ayer domingo hablamos, reflexionamos y celebramos el amor. El mismo evangelio de Jesús nos dice que eso es lo fundamental en el ser humano y, desde luego, en quienes pretendamos querer ser sus discípulos... Ni siquiera pide adoración a él mismo. Simple y llanamente que nos amemos.
La palabra amor, como tantas, a sido tan desnaturalizada, manipulada y prostituida que algunos bestias llegan al paroxismo del absurdo reclamando "tanto la quise que la maté...". Nada más lejano a la propuesta del Jesús de los evangelios que esa manipulación.
Nos preguntábamos ¿cómo amar?. Y también ahí nos sentimos iluminados: desde los últimos (el servicio como expresión auténtica del amor) y hasta el extremo... (llegó a compartir la última mesa con quien le entregó....). 
Pero en medio surgió el hecho actual del "amor conflictivo". 
Hoy amar es entrar en conflicto con quienes están contra la vida: la hospitalidad (amar) se quiere criminalizar; la acogida a quien salta la valla fronteriza (amar) se pretende complejizar; la oposición (amar) a la retirada ilegal de hijos a familias pobres, como desobediencia; el empeño incansable (amar) porque los pequeños empobrecidos vivan con dignidad, como intervención no profesional; intentar visitar (amar) a presos FIES, es tachado de colaboracionista... y así multitud de contra-amores que tienen sus consecuencias. Por eso hablábamos del "amor conflictivo"...
Y entonces recuerdo esa formidable expresión que acuña Pepe Laguna:  misericordia conflictiva. Y reconocimos que a Jesús no lo condenan y asesinan por "bueno", sino por "conflictivo". Todo una cambio de perspectiva que nos lleva a situarnos de otra manera en la realidad que vivimos.

lunes, 4 de abril de 2016

patología ideológica

“…la murga paranoica sobre la amenaza de los inmigrantes no deja de ser una patología ideológica que dice más de nosotros, los europeos, que de los inmigrantes” advierte, en un largo texto, el filósofo SLAVOJ ŽIŽEK publicado el pasado día 1 por El Mundo.

Hoy 4 de Abril, día que quedará marcado en el calendario de las ignominias de la Humanidad (conocidas, porque de esas el calendario del silencio y olvido está repleto), han comenzado las expulsiones sumarísimas -¡además ilegales!- de personas migrantes que pretenden venir a Europa huyendo del terror y se encuentran con un continente terrorífico que les cierra las puertas, inserta concertinas y expulsa en barcos o aviones.
La crisis no es de “refugiados”. La crisis es de ciudadanos europeos y nuestros principios. Además de en el papel –este aguanta todo- los valores de democracia, humanidad y solidaridad han de impregnar la vida de los ciudadanos y los pueblos que formamos este viejo continente.
Quizás la patología es la expresión más suave que encontramos para referirnos al esfuerzo que hemos de emprender en analizar, averiguar y extirpar –como un mal y agresivo cáncer- las enfermedades que comienzan a asolar nuevamente a Europa. Quizás los virus más inhumanos vuelven a correr por las venas de algunos ciudadanos y a pasearse tranquilamente sobre las moquetas de quienes nos gobiernan y administran.
Me horrorizan esas expresiones grandilocuentes e intimidatorias –cuando se utilizan criminalmente sobre colectivos vulnerables- de invasión, masa… Sobre todo porque estas quizás estén escondiendo la verdadera invasión de inhumanidad que estamos viviendo que nos hace responder como masas irracionales frente a las necesidades de los otros. En este caso de quienes, como efecto huida, huyen de la guerra, el hambre, la muerte y…
Estamos a tiempo de mirar nuestros virus. Esos ébolas malditos de afrenta e infamia que han comenzado a recorrer nuestras ciudades y gobiernos.

jueves, 24 de marzo de 2016

El pueblo y Romero

Tumba en Catedral
Hace ya mese tuve la oportunidad de conocer “un poquito” el Salvador y sus gentes. Y, como consecuencia, las huellas de Romero en esas tierras. Me impresionó sobremanera la huella de este hombre en el pueblo. Un pueblo que lucha –ayer contra la guerra, hoy contra la violencia- y espera la vida con dignidad. Una gentes que, tras haber restañado heridas, no se conforma con el olvido. Tener presente a Oscar Romero es seguir recordando sus palabra, y sobre todo su estilo de vida. El papel lo aguanta todo, y cuando la palabra cae en manos del poder (económico, legislativo, religioso…) deriva inmediatamente en mitos y figuras exógenas a la realidad concreta y cotidiana que se vive.
Mural en la Chacra
Si algo tuvo la vida de Romero fue, precisamente, que su palabra y su comportamiento no eran teorizaciones extrañas a la vida de su pueblo. Al estilo del Evangelio de un tal Jesús, Romero hizo una lectura actualizada de la realidad iluminada por el Evangelio. Como al tal Jesús, le costó la vida. Los teóricos de la fe y la esperanza, a lo más, fueron ninguneados por el poder religioso pero agasajados en ocasiones por los poderes de este mundo.
Taller de Santa María de los Pobres

Sin embargo nos queda el pueblo. Ese que Romero reconoció le había “evangelizado”. En él -en el pueblo- sigue presente, con sus contradicciones y complejidades, todo aquello por lo que Romero murió, todos por los que Jesús entregó su vida y, como hoy recordamos, agachándose les lavó los pies.
Collage en la capilla del hospitalito

domingo, 20 de marzo de 2016

saber decir...

Refugiados en San Carlos 19-9-15
al abatido una palabra de aliento... declama el profeta Isaías en este triste domingo de Ramos. Han comenzado todos los actos de semana santa. Los cristos se limpian y las estatuas comienzan a ocupar sus puestos de salida. El pedigüeño también continúa cabizbajo en el mismo camino. Sin embargo en este fatídico domingo vuelve a reproducirse aquella condena inconsistente que acarreó el Nazareno. Gentes cercanas, conocidas, de nuestra propia cultura, lengua y tradición (judeocristiana la denominan) vuelven a condenar a miles de Nazarenos a la cruz de este siglo XXI: muerte ignominiosa por ser migrantes. Gentes conscientes que actúan contra el otro: de rostro dolorido y vida truncada. Personas refugiadas a quienes condenamos, como venimos haciendo tiempo atrás con los llamados migrantes en frontera SUR, por querer vivir, por empeñarse en mantener unida la familia, por reclamar lo que es justo, por no querer utilizar la espada de la violencia contra quien cercena su posible camino de resurrección....
Bruselas 27-9-15
Comenzamos esta extraña semana como muchas otras que son santas porque los crucificados siguen llamando a nuestras puertas, poblando nuestras fronteras, gritando de impotencia...
Que al menos seamos una palabra de aliento al abatido...

lunes, 7 de marzo de 2016

poda...

Hay tiempos de cortes, limpieza, extracción... Momentos en los que es bueno seccionar aquellas malas "ramas" que ocultan el sol o la verdad que estas esconden.... Podando estos días, se me venían cantidad de circunstancias, situaciones... incisión que en mi vida, personal y colectivamente, quizás tuviera que hacer.

domingo, 28 de febrero de 2016

seguimos caminando...

Cada vez siento mas capacidad de expresar sentimientos a través de las fotografías. Seguro que las hay mucho mejores, más elocuentes de un determinado mensaje, en la red, en bancos gratuitos de imágenes. Sin embargo, si utilizara estas, esa expresión se me vuelve un poco falseada. Me gusta que las fotografías que disparo, novel contínuo, sean realmente vehículo de decir algo muy personal.
Calentándonos, en la fría mañana, en el Gallinero...
Estar reunido, a la intemperie mañanera, junto a hombres y mujeres que tienen todo el día por tormento, lleno de trabajos de supervivencia, me hace sentir como el puñal frío de la climatología, el privilegio de las condiciones en que vivo. 
En la celebración de esta mañana, endulzada con el algodón, volvíamos a escuchar "no arranques la viña, yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto...". Seguro que a nuestro alrededor tenemos necesidad de arrancar muchos sin-fruto. Pero más cierto es, que tendremos muchas oportunidades de cuidarnos y alentarnos para ser de provecho.