lunes, 29 de marzo de 2010

El Senegalés de la T4

No sé si confundido, perplejo -seguro que sí cabreado- o indignado, el resultado de tantos meses de paciencia pensando que el sistema democrático español sería capaz de ver lo que muchos tuvimos la oportunidad de contemplar a través de la grabación de un vídeo en las pistas de la modernisima T4 de barajas me deja, cuanto menos, atónito.
Pues resulta que todas las instancias a las que me dirigí dicen que no hubo ningún tipo de delito en el trato al
video
senegales que aparece en las imágenes.
El Fiscal de Sala Coordinador de Extranjería (sería como el que coordina a los fiscales que lleva extranjería en todo el estado) me responde que "los hechos denunciados no son constitutivos de delito". Más o menos viene a decir lo mismo el Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de Madrid "procede acordar el ARCHIVO de las presentes Diligencias, al entender que los hechos no son constitutivos de delito". La Dirección General de la Policía dice que "el gesto de poner el pie sobre la espalda no puede servir para enjuiciar la profesionalidad... que recomendaran mayor exquisitez en la formación de escoltas... que se gestionará el diseño y adquisición de un protector bucal". Siendo el Defensor del Pueblo el único que tímidamente advierte "que resulta preciso desterrar actuaciones como las que se pueden apreciar en las imágenes".
A mi todo esto me parece un desatino tan gravoso que cada vez tengo más razones, y bien fundadas, para pensar que nuestro sistema democrático sufre un serio carcoma que entre todos diagnosticamos y extirpamos o acabaremos gritando, quizás cuando no haya remedio como el teólogo luterano en los campos de concentración Dietrich Bonhoeffer "teníamos que haber gritado".

3 comentarios:

  1. El domingo leía en el semanal del país un artículo de Maruja Torres titulado COSAS DE CONCIENCIAS , al cual recomiendo echar un vistazo. Son pocas las veces en las que se pueden leer cosas de este tipo en la prensa y se echa de menos. Viene bien unas frases del artículo de la Torres puesta en boca de una "joven conciencia", como comentario a tu nota: “Nuestra misión consiste en permanecer –siguió la joven conciencia–. Ya sé que es muy duro quedarse mano sobre mano mientras nuestros dueños destrozan el mundo con su ambición, su grosería, su maldad, su violencia, su cinismo, su ceguera… Pero, precisamente porque sabemos que nosotras, las conciencias, no atormentamos sino a aquellos que merecen paz y salvación, nuestro único futuro consiste en sentarnos y esperar a que ellos mismos llamen a nuestra puerta. El hombre que no puede mirarse en el espejo porque empieza a avergonzarse, ése, algún día, nos reclamará. Pero por cada sinvergüenza arrepentido, en verdad os digo que el mundo está lleno de canallas que mueren ciegos de vanidad, de egoísmo y de avaricia. ¡Mala puñalá les den!”
    Maruja Torres ELPAIShttp://www.elpais.com/articulo/portada/Cosas/conciencias/elpepusoceps/20100328elpepspor_1/Tes

    ResponderEliminar
  2. ¿De verdad somos tan racistas?
    No cabe duda que a veces intentando no serlo somos un poco meapilas.

    http://www.cuartopoder.es/rojosobrenegro/vuelo-747-peligro-de-expulsion/43

    ResponderEliminar
  3. "Tuvimos muchos señores,
    tuvimos hienas y tigres,
    tuvimos águilas y cerdos.
    Y a todos los alimentamos.
    Mejores o peores, era lo mismo:
    LA BORA QUE NOS PISA ES SIEMPRE UNA BOTA.
    Ya comprendéis lo que quiero decir:
    no cambiar de señores, sino no tener ninguno.
    Sigue la rueda girando. Lo que hoy está arriba no seguirá siempre arriba.
    Mas para el agua de abajo, ay, esto sólo significa QUE HAY QUE SEGUIR EMPUJANDO LA RUEDA."
    (Bertolt Brecht)

    ResponderEliminar